Denuncian a Paisano y su colaborador Edmundo Tlatehui

0
105

El exalcalde de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano Arias, es investigado por anomalías durante su gestión, reveló el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

El mandatario estatal dijo que hay más exediles que son investigados por la Fiscalía General del Estado, sobre todo los morenovallistas, aunque desconoció si dentro del listado se encuentra Miguel Ángel Huepa, quien de manera reciente ha sido señalado por pedir propiedades a empresarios inmobiliarios a cambio de servicios públicos a los complejos construidos cuando era edil.

No obstante, debido a los robos que se han presentado en los últimos días en la casa de la contralora municipal sanandreseña Dulce María Gregorio pidió que sea la policía de San Andrés la que custodie el hogar de la funcionaria pública.

“Que la cuide, que la policía municipal la cuide. Que se investigue y que la cuide la policía municipal, que cuide el domicilio”, sostuvo el mandatario, quien coincidió con los funcionarios municipales que denunciaron se podría tratar de una represalia o forma de intimidación por las investigaciones contra exfuncionarios panistas.

El ayuntamiento de San Andrés Cholula iniciará un nuevo proceso en contra los ex presidentes municipales Miguel Ángel Huepa y Leoncio Paisano, luego de la denuncia por corrupción presentada por un empresario inmobiliario.

En rueda de prensa, el emprendedor, Julio César Ramírez y Villafaña, explicó que lleva diez años detenido un proyecto de vivienda por el que pagó sobornos con terrenos por más de un millón de pesos.

Explicó que en 2012 fue contactado por gente de Miguel Ángel Huepa, para poder sacar los trámites burocráticos y permisos correspondientes.

Tan solo en medio año, el modo de operación del aspirante a suceder en el cargo de Leoncio Paisano Arias, representó ingresos por más de 170 millones de pesos para él y su grupo.

De acuerdo con los testimonios y el expediente al que tuvo acceso Municipios Puebla, mientras Tlatehui Percino estuvo al frente de la secretaría, el área de Inspección contaba con un promedio de seis inspectores, quienes tenían a cargo cuatro supervisiones diarias de lunes a viernes. Cada supervisión, representaba en promedio 30 mil pesos, 20 mil del permiso de construcción de una casa –costo muy distinto al que se paga por edificios o inmuebles mucho más grandes, como centros comerciales- y 10 mil de multa por faltar al reglamento municipal.

Sin embargo, de las cuatro supervisiones, la responsable de ingresar sus datos a la bitácora, en ocasiones sólo metía una y a veces ninguna.

Los folios otorgados a los ciudadanos se pueden repetir varias veces, porque conforme cobraban por fuera eran destruidos por la encargada en turno y solo un folio quedaba en archivo municipal para justificar el salario de los inspectores que iba de siete mil a 15 mil pesos.

Otro de los negocios del actual candidato del PAN a la alcaldía y de su equipo conformado por Rafael Cuautli, Antonio Coyotl y Mónica Pastrana, era el monto de las multas.

El costo de cada sello de clausura que se coloca en las construcciones por carecer de permisos es superior a mil pesos. Sin embargo, en el caso de la Plaza La Joya, aunque durante su clausura fueron colocados un promedio de 20 sellos por las dimensiones del centro comercial, al final, sólo ingresaron a las arcas municipales cuatro mil pesos en promedio. Del inmueble referido, es propietario el empresario Iván Mange, un socio del hermano del edil Leoncio Paisano, el exalcalde Guillermo Paisano.

Del desvío de recursos tiene conocimiento el contralor municipal, José Héctor Huerta Calvario y el propio edil Leoncio Paisano, quien en su momento hizo secretario al ahora candidato a relevarlo.

Pero el negocio siguió cuando nombró al esposo de su hermana, Salomón Martínez Gómez jefe de supervisores de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, quien a su vez ha desarrollado un jugoso negocio con el servicio de grúas al servicio del ayuntamiento de San Andrés Cholula.

Martínez Gómez también se perfila para ser líder del nuevo sindicato de los trabajadores de San Andrés Cholula.

La operación de la Mafia Inmobiliaria lucía sencilla: Paisano y Pinzón estarían encargados de ofrecer modificaciones a los usos de suelos de diferentes predios, ejidos y terrenos en zonas de alta plusvalía en San Andrés antes de que fuera aprobado el Plan de Desarrollo Urbana Municipal. Las modificaciones al predial fueron realizadas a través del software “pirata” en la SDUE, a cargo de Edmundo Tlatehui, con el visto bueno, obviamente, del ex alcalde panista.

De hecho, el modus operandi de la Mafia Inmobiliaria de Paisano se centró en las inmediaciones de Lomas de Angelópolis.

Uno de estos casos ya es investigado por la Fiscalía General del Estado en la carpeta de investigación NUAT 863/2019/CHOLULA, cuya copia obra en poder de este reportero, la cual exhibe las corruptelas de Paisano, Tlatehui y Pinzón.

De acuerdo con la querella, Guillermo Paisano y Víctor Pinzón, quien ya cuenta con antecedentes penales por fraude, extorsionaron a un grupo de ejidatarios en San Antonio Cacalotepec, quienes poseían terrenos en la lateral de la carretera a Atlixco antes del Distribuidor Sonata, de Lomas de Angelópolis, al ofrecerles el cambio de uso de suelo de suelo agrícola a uso habitacional con la condición de entregarles la exclusividad de venta una vez que Edmundo Tlatehui, a la sazón director de Desarrollo Urbano y Ecología, lograse modificar el predial con su software patito.

Con la autorización de los ejidatarios defraudados, Paisano y Pinzón se encargaron de vender hasta en tres ocasiones el mismo terreno por cuatro veces el valor pagado a los primeros dueños.

Así, la Mafia Inmobiliaria de Paisano se enriqueció a manos llenos con un dirty business que pensaron que jamás saldría a la luz.

Nada más aleado de la realidad.

En su momento, Pérez Popoca detalló que en el proceso de entrega recpeción se detectó un programa de software instalado en equipos de Tesorería, Catastro y Predial, que era operando a distancia durante la madrugada.

Además, de un papel de puño y letra de uno de los capos de su Mafia Inmobiliaria en la que se hace una promesa de entregar un proyecto de infraestructura a cambio de 200 mil pesos como un moche adelantado.

De ese tamaño es el cinismo de Leoncio Paisano y los panistas que lo defienden.

Cuánto cinismo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here