La encuesta: Mexicanos desaprueban que MORENA utilice las vacunas como campaña electoral

131

Según esta encuesta, los mexicanos rechazan que Morena se haga propaganda con la vacuna antiCOVID y debería recibir sanciones por parte del INE.

Los mexicanos consideran que es ilegal y debería ser sancionado que Morena utilice la vacuna contra COVID-19 como propaganda política, reveló un estudio realizado por la empresa encuestadora Massive Caller.

Según la encuesta, 56 por ciento de los consultados revelaron que están en desacuerdo con el proceder del gobierno Federal, bajo el siguiente enunciado:

“En estos días, que se ha estado aplicando la vacuna para el COVID-19 a personas de la tercera edad, han surgido diferentes evidencias de que el partido Morena, el partido del presidente, está usando la vacunación para hacerse promoción política.”

La mayoría de los encuestados consideró que es ilegal y el Instituto Nacional Electoral (INE) debería prohibir y castigar a quienes hacen promoción política con la vacuna.

Por su parte, 22 por ciento piensan que esas actitudes “rompen la promesa del presidente de no robar, no mentir y no traicionar” y 20 por ciento consideran que “es correcto que Morena se haga promoción porque ellos fueron quienes las consiguieron”.

En días pasados, se viralizó un video donde se observa a un representante de Morena tocando las puertas de las casas para ofrecer a la ciudadanía registrarse para la aplicación de la vacuna, a cambio de entregar los datos de sus credenciales de elector.

Tiempo después, cuando arrancó la vacunación antiCOVID con los adultos mayores en la capital del país, se reportó a varios funcionarios públicos capturando fotografías del mismo documento y del rostro de quienes asistieron a la inoculación.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que las fotografías eran tomadas con motivos de “practicidad” para los mismos trabajadores de los módulos de vacunación; sin embargo, aclaró que esto ya no volvería a suceder.

Este viernes, el INE aprobó un acuerdo para vigilar que ningún funcionario público tome fotografías de los documentos oficiales ni las caras de las personas que se vacunan.

En sesión extraordinaria, la Comisión de Quejas y Denuncias del organismo sentenció que, de continuar con esas acciones, podría aplicar medidas cautelares en caso de demostrar el uso indebido de las credenciales de elector durante el programa de vacunación.